Noticias - 13 Junio 2019
Carta abierta desde Nemugun Kine

Por: Equipo Nemugun Kine.

 

Cuando el país observa estupefacto que la autoridad, moral, ética, militar, política, religiosa, y previamente económica se pudre cayéndose a pedazos, no se devela otra cosa que, en la composición social de estas castas miserables, pareciera existir una concepción instalada en sus espíritus que contravienen los valores de una patria buena y justa para todos los nacidos en esta tierra. Vale la pena decirles a aquellos que tanto vociferan sus cariños y defensas corporativas, que sabemos cómo operan y que nada revertirá sus actuaciones carentes de las más mínimas conductas de decencia humana.

No obstante, hemos celebrado el último 6 de mayo, día oficial del Kinesiólogo a 50 años de la publicación de la ley de Colegios Profesionales, como todos… pero en particular en nuestro caso, con una reflexión local de la Kinesiología que configuraba con alegría la raigambre histórica, ontológica y epistemológica propia y única en el mundo.

A saber, 600 años antes de Cristo.,  en lo que sería Chile hubo Ngutamchefes que practicaron las artes del movimiento con propósitos de optimizar la función humana y al constatar que independiente de reconocer que somos parte de una matriz profesional equivalente o similar en todo el planeta (fisioterapeutas, terapistas físicos, rehabilitadores, kinesiterapeutas, terapeutas del movimiento, masoterapeutas) poseemos una denominación de origen que nos posiciona en una perspectiva particular y situada socio-históricamente. Somos KINESIÓLOGOS…, estudiosos del movimiento humano sin ningún límite, académico, administrativo ni formal que impida nuestro genuino desarrollo… Por obra y gracia de haber nacido en este lugar del mundo, desenfadadamente no tenemos techo.

Como tales, declaramos el apego estricto a nuestros métodos de racionalidad, sin más restricciones que las impuestas por el juicio consensuado de nuestros pares, a los cuales siempre nos expondremos con el rigor que amerita la disciplina del movimiento humano.

Ante tales, nos reconocemos como investigadores, creadores, ejecutores, educadores y difusores de todos los productos que emergen del trabajo honesto generador de conocimiento disciplinar fundado en los principios ontológicos y epistemológicos pertinentes al objeto de estudio. Por consecuencia, no podemos permanecer estáticos o impávidos frente a la aberrante disposición estatal de relativizar las prácticas de educación física, haciendo caso omiso de las recomendaciones universales que favorecen la función y la salud de nuestros niños en edad de formación. Parafraseando a la USCD declaramos que:  “Salud humana y calidad de vida, dependen de la capacidad de moverse hábil y eficientemente”.

Por tanto, la autoridad al violar máximas como:

• El movimiento y la función dosificada, es la única herramienta que contiene la locura consumista del avance tecnológico que atrofia todos los tejidos del cuerpo humano.

• La mayor posibilidad de contener epidemiológicamente a la población, reside en la práctica del ejercicio con respeto a los principios fisiológicos y biomecánicos.

…supone necesariamente que la toma de decisiones reside en autoridades desprolijas, con bajos niveles de formación pertinente al constructo de la educación física y que manejan arriesgada e irresponsablemente sus atribuciones, las cuales de hecho, no pueden olvidar que han sido confiadas por sus semejantes.